Fake Fruit Factory (Chick Strand, 1986)

Posted on 30/10/2010

0


Es increíble como una extranjera logra captar de una manera tan real, tan verdadera a la sociedad mexicana. Chick Strand tiene un profundo conocimiento de Latinoamérica y por ende de México. La perspectiva más general y abierta que tiene de nuestro país al no estar inmersa por completo en él, le permite captar las sutilezas que lo caracterizan. En un proceso que parece opuesto, Strand gracias a su perspectiva alejada y a su conocimiento de la cultura va retratar a las mujeres fronterizas mediante el uso de close-ups para después proyectar el sentir y las relaciones entre dos pueblos; el mexicano y el estadounidense.

La visión de Strand es una visión femenina del mundo por lo que los sujetos de su película son mujeres que tienen un patrón varón y gringo. Pronto nos damos cuenta de la relación sexual que existe entre las trabajadoras de la fabrica y su jefe. Existe una sensualidad en el corto que es potenciada por el excelente uso del close-up y la música. La cercanía a la que la cámara nos coloca con respecto a los personajes es sólo posible entre personas muy cercanas, valga la redundancia, y generalmente en la intimidad. La extrema cercanía de las imágenes nos hace desear que la cámara se abra para ver a los personajes (deseo inverso al que se nos presenta generalmente) y aunque esto no sucede sino hasta el final y no con uno de los personajes, logramos empatizar y conocer a cada una de éstas mujeres desde una perspectiva etnográfica, no desde el sujeto como individuo sino desde el sujeto como parte de una comunidad. Método inductivo que va desde las decisiones formales de Strand hasta el tema mismo (conocemos las relaciones entre dos países a través de un puñado de personas).

Anuncios
Posted in: Uncategorized