Los espigadores y la espigadora (Agnès Varda, 2002)

Posted on 29/11/2010

0


Agnès Varda nos presenta un documental de paisajes, de gente y de espigueo. “Los espigadores y la espigadora” intenta, y a mi parecer logra, legitimar la práctica del espigueo mediante el uso del arte pictórico, de personajes que lo practican y de abogados que lo defienden. A diferencia del ejercicio de Everardo González, Agnès logra ir de un espacio a otro y de una idea a otra sin que esto se sienta forzado. El documental se siente fluido, el lenguaje y la personajes nos acercan más a la película, todo los elementos en ella tienen una estrecha unión.

El propio documental es un ejercicio de espigueo, Varda va recogiendo imágenes y objetos de todos los lugares que visita para crear al final un conjunto de historias dirigidas a un mismo objetivo. El ejemplo más claro de lo anterior es un bello momento en el que, viajando en carretera, habla de los trailers  y su deseo de atraparlos no para retenerlos sino para jugar. Muchas veces grabamos y fotografiamos para poder recordar y retener momentos pero Varda lo hace para jugar y ¿qué no es eso lo que todo cineasta debería hacer? Divertirse filmando, divertirse grabando es lo que hace a una película con alma y sinceridad. La diversión no tiene que implicar el compartir lo que capturas sino el simple hecho de tener una razón para ello más que el archivo. Varda al igual que los espigadores recoge lo que parecen desperdicios y los convierte en algo útil.

Anuncios
Posted in: Uncategorized